lunes, 17 de marzo de 2008

Una casita roja


dos casitas en una calle empedrada y olor a ropa recien lavada. Desde la cocina, mientras meriendas, puedes ver muchos tejados llenos de gatos...

1 comentario:

Guyb dijo...

Hmmm... te recomiendo una lombriz gigante tragándose un policía para atraer a la juventud neopunk :P

No, en serio, me gusta esta extensión artística del pimpinismo, te enlazaré